Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
shutterstock_150819203(FILEminimizer)

Consejos básicos para hacer manualidades con porcelana fina

La porcelana fría es un material que tiene aspecto de masa, que es sencilla de moldear y que no hace faltar que se moldee y del horneado para su finalización.

En el caso de que seas aficionado a las manualidades, debes saber que no estás solo como nos confirman los expertos en artestilo.com/es, pues cada vez hay más personas que gustan de adquirir figuras de porcelana o de realizar por sí mismos este tipo de manualidades.

¿Tienes afición a las manualidades?

En el caso de que conozcas la porcelana fría, de lo contrario, tienes que saber que es un material que cuenta con muchas posibilidades, que es bastante barato, sencillo de manipular y moldear, pues no es necesario pasar por una serie de procesos de gran complejidad en cuanto a secado.

Todo esto hace posible que se puedan crear figuras de lo más atractivas para decorar tartas, centros de mesa y demás adornos. En este artículo se detallan una serie de cuestiones que son básicas cuando se quiere trabajar con dicho material, como sucede con las herramientas precisas, las posibilidades para colorear y demás consejos para poder sacar el máximo partido.

¿Qué es realmente la porcelana fría y de qué está hecha?

La porcelana fría es un material que se usa con bastante frecuencia por las personas que aman las manualidades, puesto que se hace con una masa sencilla de poder manipular e ir moldeando, para que luego se seque al aire libre, sin que haya que hornear no hacer ninguna clase de endurecimiento.

Su apariencia de cerámica, pero es proceso de elaboración es bastante fácil.

Eso sí, piensa que necesita algo de experiencia o de habilidades manuales para poder dominar la técnica, pero algo de práctica, puesto que es bastante para poder empezar a obtener óptimos resultados.

Esta clase de porcelana es perfecta para hacer muñecos y demás figuras que lo que hacen es decorar tartas de cumpleaños, recuerdos, etc.

¿Cómo se trabaja?

El trabajo que se realiza con porcelana fría, como pasa con otra actividad, tiene una serie de trucos y secretos que se van descubriendo con la práctica, pero también existen una serie de consejos básicos que es posible valorar a la hora de cómo utilizar la porcelana fría.

Herramientas

Las herramientas de mayor importancia para el moldeo de la masa son las manos de uno mismo.

Para hacer las figuras es posible usar igualmente utensilios de cocina o de plástico, así como otros elementos habituales como los bolígrafos, palillos de dientes, etc.

Tanto la necesidad como la creatividad, además de la práctica, son los que te van a indicar lo que debes usar para poder llevar lo que crees al mejor puerto.

Cómo se hacen las figuras grandes

Este tipo de figuras de tamaño mayor o menor, lo que hacen es incluir un volumen importante, donde vamos a poder usar un trozo de poliestireno expandido que se recubrirá por porcelana fría.

Así es como se puede ahorrar masa y el resultado al final es bastante más ligero.

¿Cómo se pega?

El material que es ideal para poder pegar las diferentes piezas que tienen las figuras de porcelana fría, que es la cola vinílica.

Ablandar la porcelana fría

Si está muy dura, lo mejor es echarle una cucharada de glicerina y después amásalo para que la sustancia se pueda distribuir bien.

En el caso de que esté demasiado blanda, se puede dejar al aire libre por un rato de tal forma que se pueda secar. Como se orea y pierde humedad, puede ganar bastante solidez y se puede trabajar bastante mejor.

Pigmentación de la masa

Por una parte se puede pigmentar la masa antes de utilizarla. Hay polvos de colores que se han diseñado de forma concreta para dicho fin, de tal forma que se puedan usar óleos y pinturas acrílicas.

Es posible colocar el colorante sobre el material y después amasarlo bien, de tal forma que la pigmentación pueda distribuirse de forma uniforme. De esta forma el color va a penetrar en la porcelana y garantizará un resultado óptimo.

Es posible tener en cuenta una serie de consejos:

En el caso de que pienses en pigmentar antes del proceder al moldeado, es necesario que la duración de la masa se vaya a reducir cuando se someta dicho proceso.

Por esta razón, es conveniente que se pigmenta solo la cantidad de la masa y se tenga la intención de utilizarla poco tiempo después.

Cuando se procede a pigmentar la masa, es bueno saber que cuando se saca el color pasa a ser más oscuro que cuando se encuentra húmedo. Piensa que es necesario no pasarse con la pintura, de tal forma que se evite que el secado pueda ocasionar gritas en la masa.

 

Compartir esta publicacion