19 agosto, 2014

Oficios con mucho arte

Oficios artesanos
Las manos son la parte más flexible del cuerpo humano con las que realizamos infinidad de movimientos que nos permiten atender nuestras necesidades físicas, modificar el mundo que nos rodea y expresarnos artísticamente. Con ellas se han realizado las obras de arte más importantes. De ahí que haya oficios que sean todo un arte.

  • En el caso de la fabricación del pan destaca la delicadeza con que la artesana, con sus manos consigue la mezcla de harina, sal y levadura, utilizando agua caliente. Todavía es más cuidadosa la operación de cortar esta masa con cuchillo para formar los panes, pues el tahonero tradicional conoce y respeta el fuerte simbolismo religioso de este alimento. Una profesión que por desgracia cada vez cuenta con menos profesionales. Pero que en los pueblos aún pervive.
  • Los herreros constituyen la expresión más clara de la artesanía especializada en el manejo y la transformación del hierro. Su conocimiento de los materiales que utilizan y de las condiciones para su modificación, unida a su extraordinaria capacidad manual les permite fabricar una gran variedad de objetos necesarios, que se han ido adaptando a la demanda de cada época, desde las rejas que protegen y realzan nuestras iglesias y mansiones, hasta útiles y herramientas. Las manos de los herreros endurecidas por la dureza de las tareas que realizan, casi siempre sobre el yunque, representan fielmente la actividad de estos trabajadores.
  • Los troquelistas utilizan pequeñas herramientas para lograr construir elementos de gran precisión que se van a utilizar posteriormente en la fabricación de automóviles, máquinas industriales, lavadoras, etc. Los dedos sensibles y experimentados de estos trabajadores son quizás uno de los ejemplos más ilustrativos de la capacidad de los artesanos.
  • Los maestros organeros también realizan delicados trabajos como el afinado, y es ahí donde las manos desempeñan un papel esencial. Es sorprendente verles trabajar sobre la madera, tubos, el teclado hasta conseguir el sonido perfecto.
  • Pero en este siglo XXI también hay un oficio artesano que es toda una maestría. Las personas que realizan implantes dentales. Son todos unos maestros. Luego posteriormente se venden a Clínicas Dentales, donde otros maestros de las manos, como son los dentistas se encargan de colocarlos en nuestra boca. Un ejemplo de todo esto lo tenemos en la Clínica Dental Morante en Madrid.

Trabajos con las manos, que hacen que sean auténticas obras de arte. Unos oficios que nunca se perderán, porque estarán en nuestra memoria.

Deja un comentario