Una oficina virtual para dar a conocer nuestra obra
31 agosto, 2017

Una oficina virtual para dar a conocer nuestra obra

Disponer de una oficina es algo imprescindible para cualquier empresa, organización o grupo de personas que tengan un objetivo común. Para el mundo del arte, también. De nada serviría crear obras maestras si no ofrecemos la oportunidad a la gente del exterior para conocer nuestra actividad más en profundidad e incluso para que tenga la opción de comprarla. Una oficina es, en definitiva, un medio para poder comercializar aquello que nos encargamos de crear.

No obstante, y teniendo en cuenta que las nuevas formas de comunicación social se encuentran relacionadas con Internet, es necesario comenzar a plantearse la posibilidad de contar con una oficina virtual en vez de con una tradicional. Para todo aquello que guarde relación con las manualidades y la creación artística, es mucho más adecuado y rentable.

No hay que olvidarse de que este es un tema que requiere de toda nuestra atención. Como se ha apuntado con anterioridad, una oficina (virtual o tradicional) es un medio para sirve para externalizar todo lo relacionado con una actividad. Por lo tanto se debe garantizar que gracias a ella todo aquel que muestre interés en nuestra actividad tenga acceso a toda la información posible acerca de la misma.

¿Cómo hacer esto posible? Imaginemos que, efectivamente, nos decantamos por dar a conocer un taller de pintura y manualidades mediante la creación de una oficina virtual. Sólo verdaderos expertos en la constitución de este tipo de oficinas nos pueden garantizar un servicio personalizado y que se adapte de manera congruente a las necesidades que manejamos. De ahí que sea tanta la importancia de dar con personas y entidades que tengan experiencia en la materia.

Una experiencia como la de Cacplus, una entidad dedicada al alquiler de despachos y oficinas en Barcelona y a la constitución de oficinas virtuales. Para un taller de pintura y manualidades, esta es una opción extraordinaria ya que nos posibilita tener una atención telefónica personalizada, el reenvío de nuestra correspondencia, un punto de entrega y recogida o la asignación de un número de teléfono privado. Eso sin contar con que, con Cacplus, también tenemos la opción de acceder a una oficina física e incluso a una sala de reuniones si es necesario. Este tipo de servicios permitirán al taller estar en permanente contacto con el exterior, desde donde procede el interés y el dinero de todos aquellos coleccionistas y apasionados del arte.

Otras ventajas de las oficinas virtuales

No hemos terminado de comentar los beneficios que llevan implícitos las oficinas virtuales. Otro aspecto en el que resultan altamente recomendables guarda relación con la economía. Y es que este tipo de servicios nos permite reducir los costes de mantenimiento, que en ocasiones obligan a destinar un gran porcentaje de todos los beneficios de una organización a mantener su espacio físico.

Por otra parte, no es nada desdeñable el hecho de que cada vez más personas prefieren tener contacto con empresas e instituciones a través de Internet a tener que desplazarse hasta un lugar concreto para tramitar cualquier cuestión. Valga como ejemplo este artículo del diario El Faro de Vigo, en el que se asegura que los contribuyentes prefieren interactuar con la oficina virtual del ORAL (un organismo de gestión tributaria y catastral). En 2016 la oficina virtual de esta entidad ya recibió más de 30.000 consultas de personas que preferían resolver todos los trámites desde su casa.

Cierto es que un taller de manualidades y creación artística no es exactamente lo mismo que un organismo de gestión tributaria, pero el ejemplo de éste último puede servir para ilustrar la necesidad existente en el sector del segundo. La sociedad tiene que conocer todas las novedades artísticas y una oficina virtual se erige como la principal aliada para conseguirlo. Sólo es necesario dar un pasito hacia delante y apostar por ello. El resultado, como comienza a vislumbrarse entre todos aquellos organismos que ya la tienen, no defraudará.