Mi experiencia como emprendedora
15 marzo, 2016

Mi experiencia como emprendedora

Hola a todos. Me llamo Anabel Camino y Okuparte me ha pedido que os cuente mi experiencia para poder incentivaros un poco a todos. Tengo 33 años y soy diseñadora de moda pero nadie me ha dado nunca una oportunidad. He trabajado como becaria de grandes firmas pero jamás nadie me había hecho un contrato así que decidí lanzarme a la aventura por mi cuenta y riesgo y hace tres años abrí mi primera tienda de moda en Barcelona, hoy por hoy ya vamos por la tercera en la ciudad condal y vamos a abrir una nueva en Madrid muy pronto.

Tras ver durante años mis diseños guardado en carpetas por toda mi casa decidí coger el toro por los cuernos: si nadie me daba una oportunidad me la daría yo a mí misma. Pedí un crédito al banco, que increíblemente me fue concedido debido a su fe en mi futuro negocio, y contraté los servicios de un taller de costura que hizo realidad todos mis diseños.

Como sabía que empezar en esto iba a ser duro, me puse en contacto con dos distribuidoras de moda mayorista hhg.es (moda adulta) y gruporeprepol.eu (moda infantil) a quienes estoy muy agradecida, y llegué a un acuerdo con ellos para vender su ropa también en mi tienda.

shutterstock_318453071reducida

Mi tienda

Dividí el establecimiento en dos estancias con colores diferentes y creé una zona de moda infantil y otra para la ropa más juvenil y adulta  y luego, dentro de ambas secciones, creé una línea de ropa “Anabel Camino” para ponerla a la venta.

Mucha gente, que no me conocía de nada, atraída por la ropa de HHG y del Grupo Reprepol, entraba a mi tienda y, además de comprar diseños de estos distribuidores, se empezaron a interesar por mis diseños. En poco tiempo empecé a vender muchos más diseños propios que de los distribuidores pero fue gracias a su apoyo y a sus reconocidas marcas por lo que puede empezar. Debido a ello, en mi primera tienda seguiré manteniendo la línea de ambas marcas además de la mía propia mientras que mies nuevas tiendas ya se centran solo en mis diseños.

En ocasiones hay que ser un poco listos y tener claro que uno sólo, sin nombre, sin marca que firme sus creaciones y sin nadie que le avale, es difícil empezar, por eso no es mala idea buscarte aliados al principio que puedan echarte una mano. En mi caso, esos aliados fueron esas dos firmas de moda pero podéis pensar en cualquier otro sector ya captar vuestras creaciones a ellos. Luego, cuando consigáis la meta que teníais propuesta, no os olvidéis de quienes os echaron una mano cuando lo necesitaste, mantenlos a tu lado y dales un espacio dentro de tu negocio de manera que tú puedas seguir creciendo como profesional y ellos puedan obtener un pequeño beneficio dentro de tu empresa.

Así es como realmente se consigue establecer buenas relaciones. Quien sabe… a lo mejor dentro de algunos años algún proveedor quiere distribuir mis diseños y yo, como ya tendré a quien lo haga, recurriré a ellos antes que a los demás. ¿no?