Cómo decorar el cuarto de un adolescente
1 septiembre, 2017

Cómo decorar el cuarto de un adolescente

La adolescencia es, sin duda, uno de los momentos complicados de la vida. Está claro que es muy complicado coordinar el gusto de los chicos con las necesidades de los padres.  Por eso, siempre es bueno escuchar a los demás y aprender. Aquí te damos algunas ideas si tienes que redecorar un cuarto de un adolescente. Es muy importante que sus cambios se vean acompañados de una habitación adaptada a ellos en la que puedan refugiarse. Siempre recuerdo que cuando mi hija dio el paso de irse a esta Escuela de Formación de Barcelona, para estudiar turismo, me pidió que lo dejara todo tal y como estaba. Y así fue.

Antes era fácil, hasta los 18 años se decoraba con muñecos y peluches que se obtenían en la feria. Pero ahora los tiempos han cambiado y cada adolescente es un mundo sinfín de ideales y gustos. Tanto chicos como chicas pueden decorar sus cuartos con temática deportiva, de cine, de ídolos de la música o del mundo de la pasarela. Siempre un eje temático permite darle espíritu al espacio.

Por supuesto que hay que consensuar su espacio. Tiene que haber grandes armarios, ya que ahora la ropa es uno de los vicios de los más jóvenes.

No puede faltar una cama extra por si acaso se queda un amigo a dormir. Una cama escondida es el as bajo la manga que seguro que a tu hijo le encanta para su cuarto.

Además, la privacidad en la adolescencia es una cosa muy seria. Les gustará esconder todos sus secretos en cajitas.

La lámpara es un elemento que siempre tiene que estar presente, ya que puede dar mucha personalidad y puede ser un recurso simple. Hay opciones de pantallas diseño y que, al ser poco costosas, también son fáciles de cambiar de manera rápida y sencilla. Hay que tener mucho cuidado con la iluminación. Al igual que los niños no necesitan tantos espacios lumínicos , los adolescentes ya requieren de luces focales que colaboren en crear climas de acuerdo a sus actividades.

El móvil, la vida

Mucho ojo también a la instalación eléctrica. Ahora mismo un adolescente sin móvil no es nada, pero todavía es peor si ese móvil no tiene carga. Por eso la habitación tiene que estar llena de enchufes, y seguro que os piden uno muy cerca de la cabecera, para poder escribir por la noche mientras carga.

La silla del escritorio es un recurso en el que hay que invertir porque nuestros hijos van a pasar mucho tiempo en ella. Por supuesto que debe ser ergonómica: los adolescentes pasan mucho tiempo estudiando, y bueno, mejor dicho, frente a la pantalla del ordenador.

Usará muchos productos para el cuidado personal para luchar contra el acné, un mal que afecta a todas las edades,  y para ser el más guapo o la más guapa de clase. Por eso hay que crear un lugar donde pueda guardarlos ordenadamente y piensa en un gran espejo en el que pueda verse.

Lo que también os recomiendo es que no dudéis en llamar a un diseñador para que realice un estudio general de disposición, para que ayude en la distribución del espacio y, además, aporte ideas que no habían sido consideradas. Eso es algo que, seguramente servirá para reconocer las potencialidades del cuarto. Estoy segura de que con todos estos consejos, logras convencer a tu hijo de la necesidad de redecorar el cuarto.