25 agosto, 2014

Cuando la comida es un arte

la comida hecha arte
¿Quién dice que el arte solo se puede contemplar en un edificio o en una pintura? Arte es todo aquello que requiere un tiempo y denota sentimiento. Por eso, la comida también lo puede ser. Y si no, leed con atención esta historia.

Cuando Lee Samantha estaba embarazada de su segundo hijo, comenzó a hacer arte con la comida en un esfuerzo para animar a su hija a comer. Tenía claro que si lo lograba, sería mucho más fácil sobrellevar el inminente nacimiento de su hermanita. Eso fue en 2008, y desde entonces el arte con alimentos de Lee ha evolucionado y se ha hecho merecedora de un seguimiento masivo dentro de la red.

Tiene más de 321.000 seguidores en Instagram y su página en Facebook que va llegando cerca de los 25.000 “me gusta“, personas de todo el mundo les encanta saber lo que Lee hará después. Y cada día va en aumento.

La artista oriunda de Malasia dice que esboza sus diseños antes de hacerlos con alimentos para mantener una organización y evitar el desperdicio. Sus herramientas son tijeras, cuchillos y palillos de dientes, y ella dice que le gusta hacer platos prácticos que otros puedan seguir y tratar de hacerlos.

Como puedes comprobar en este caso no estamos ante un gran restaurador o un profesional de la cocina, simplemente se trata de una madre inquieta que disfruta dando rienda suelta a su imaginación narrando historias en su lugar de juegos favorito, la cocina. Como te decimos a través de Instagram ha ido compartiendo sus originales creaciones con sus cada vez más numerosos seguidores, que valoran no sólo el factor artístico sino también la propia receta de cada obra.

Lo mejor de todo es que la propia protagonista afirma que con el paso del tiempo sus hijas han entrado a colaborar en la fase creativa de sus obras eligiendo personajes y temas. A pesar de todo, este tipo de platos de fantasía no son la comida diaria de su familia, ya que ha procurado enseñarles que los alimentos no son un juego. ¿Os animáis a seguir alguno de sus tutoriales? Se puede seguir el trabajo de la autora a través de su blog o de las múltiples redes sociales que maneja.

En ocasiones, no hace falta que se sea una manitas en estas artes, es tan fácil como acudir a una farmacia y que te pongas en manos de profesionales. Por ejemplo, en Farmacia Ramón Ventura, sus homeópatas te pueden aconsejar en el momento sobre el test de intolerancias alimentarias, así como de bioregular tu organismo y sin riesgos, aumentando tus defensas de forma natural.

Deja un comentario