Cómo conseguir materiales
23 Enero, 2017

Cómo conseguir materiales

Tengo una amiga que se ha apuntado a un curso de manualidades y cada vez que viene por nuestra casa o incluso cuando vamos por la calle me doy cuenta de que va sondeando todo lo que tenemos a nuestro alrededor a ver si hay algún material o algo tirado que le sirva para algo, ya que además las cosas que le suele pedir su profesora del curso no son nada sencillas de comprar en cualquier establecimiento. Es por eso que he escrito este artículo donde os quiero contar cómo conseguir materiales, porque al final yo me he acabado rompiendo la cabeza igual que ella. Sin ir más lejos, la semana pasada encargué unos cristales a medida a Guardian Glass Services para poner en la pared de detrás de la cocina, ya que la pinté en vez de poner azulejo y necesito algo con lo que limpiar mejor la grasa, y aproveché para pedir otro trozo de cristal para un trabajo que ella está haciendo.

Pero bueno, no hace falta pasar por estos apuros ni contar mentirijillas para conseguir materiales como me pasó a mí con esta empresa seria. Hay otros lugares donde nos podemos surtir de muchas cosas. Por ejemplo, para todo el tema de cuerdas, yo he dado ya con una empresa que se llama Cuerdas Valero, con la que me puse en contacto a través de internet, y cuando precisamos cajas de cartón tiramos de otra que se llama Cartonajes Mimo, eso sí, a veces es posible encontrar lo mismo en los restos de algunos establecimientos que tiran cosas que no necesitan de los embalajes a la basura.

Seguimos. Otro de los elementos que suelen pedir para hacer las manualidades son las telas. En este caso la manera de conseguirlo es ir a tiendas de telas y comprar los retales sueltos que se ponen en oferta. Y es que los rollos tienen unas determinadas medidas, y al ir cortando los metros que les piden puede que les queden trocitos sueltos que nadie quiere o que no tienen medida suficiente, por eso los ponen más baratos. Pasa como cuando usamos el papel de envolver para regalo, que siempre quedan pequeños restos que pocas veces llegan para todo lo que queremos. Asimismo, otra forma de conseguir retales de tela es simplemente guardar esa ropa que tenemos en casa y que ya no sirve para poner y salir a la calle con ella bien porque ha amarilleado o ha cogido una mancha en determinado punto. Podemos simplemente ir metiéndola en una bolsa y recuperarla para las manualidades cuando lo necesitemos. Y no solamente ropa, se puede hacer también con sábanas y toallas. Imaginad una toalla de ducha que pierde ya su capacidad de secar, pues podemos hacer un cojín con ella, envolviendo un poco de espuma y cerrándolo con unas puntadas o unos botones incluso.

Para cuando precisamos madera para el curso de manualidades de mi amiga, lo más sencillo es buscas unos palets en el mercado de al lado de casa, ya que una vez reciben la mercancía suelen tirarlos después a la basura si están inservibles. En los puntos limpios de la ciudad, a veces podemos encontrar también pedazos de madera de por ejemplo unas puertas que se han cambiado en una casa.

Las mercerías son también un lugar muy socorrido para sacar material para las manualidades. En ellas podemos encontrar desde goma hasta botones y también las herramientas necesarias para trabajar, como tijeras, alfileres, agujas, cremalleras, hilos, etc.

El auge de las manualidades

Quizás por la crisis, que nos ha hecho buscar una vida más sostenible o de ahorro, las manualidades como forma de ocio han proliferado mucho en el tiempo. Con ellas podemos aprovechar más lo que hay en casa o darle una segunda vida cuando vemos que se acaba, como es el caso del cojín que antes os decíamos. Asimismo, es una bonita forma de preparar regalos personalizados para nuestros amigos o seres queridos.