El arte que se esconde tras la inteligencia artificial
20 abril, 2017

El arte que se esconde tras la inteligencia artificial

Los artistas del siglo XXI, son los programadores de inteligencia artificial. Y es que detrás de cada aparato inteligente, de cada dispositivo informático, de cada electrodoméstico moderno, se encuentra la figura del programador o la programadora. Super genios que hacen de un montón de artilugios, una máquina con autonomía propia, una máquina, por el momento, capaz de simular inteligencia, emociones, humanidad, pero quién sabe, el futuro promete la llegada de nuevos compañeros y compañeras dispuestos a hacernos la vida más fácil. Ell@s son los robots, esperad@s por much@s y temidos por otr@s tant@s. Creadores de polémica y protagonistas de la literatura y el cine más antiguo y actual. ¿Estás preparad@ para su llegada? Y es que ya no hay ninguna duda, ya están aquí.

Isaac Asimov, Fritz Lang o las hermanas Wachowski, entre otr@s visionari@s, nos están avisando de alguna forma de la llegada inminente de una nueva realidad, la inteligencia artificial, aunque desde diferentes puntos de vista. Para algunos, los robots serían de gran ayuda para el ser humano, ya que al poder delegar en ellos ciertas tareas, tendríamos más tiempo para dedicarnos a nosotr@s mismos, pero para otros sería todo lo contrario. Para esos últimos la llegada de la inteligencia artificial no hará más que provocar nuevos problemas, en parte derivados de la maldad e ignorancia humana, y en parte, por la lógica aplastante y carente de emoción que encierran los autómatas, hecho que sin duda terminaría, en base a las leyes de la robótica, con el exterminio, o al menos el control total, de la humanidad.

Pero el hecho es que la inteligencia artificial ya está aquí, y no podremos hacer nada para remediarlo, a no ser, claro, que el futuro nos envíe a alguien para acabar con las personas responsables de su creación, rollo Terminator, pero vamos, que no creo. Y así, a quien no le guste, se va a tener que aguantar porque ahora mismo ya están saliendo al mercado los primeros robots dotados de inteligencia artificial, capaces de atender órdenes y de realizar múltiples tareas, como el KIB robot inteligente balanceo con 5 funciones y emisora en 2.4G, un autómata con sensor de movimiento pro infrarrojos, capaz de cargar con objetos pesados y con sólo dos ruedas, mantiene el movimiento y el equilibrio perfecto, y ya disponible en Modeltronic, todo un referente en cuanto a productos de radio control y aparatos electrónicos de última generación. Todos sus productos, aviones, coches, drones, robots,  tienen una fantástica relación calidad-precio, y con el mejor asesoramiento y servicio técnico y postventa, y en un plazo de entrega de 24 horas.

Ventajas y desventajas de la inteligencia artificial

¿Sería deseable un mundo habitado por robots?

Para contestar a esta pregunta lo mejor es analizar antes las principales ventajas y desventajas de la IA

Empezamos por las ventajas

En primer lugar, nos ahorraría mucho tiempo y esfuerzo en la realización de determinadas actividades, de manera que nos dejaría mucho más tiempo para ocuparnos de nosotr@s mism@s y de lo que más nos gusta, vivir. Así, estos robots podrían realizar las tareas más peligrosas para los seres humanos, desde viajar a la luna a introducirse en las profundidades del mar, o de la tierra.

Un robot puede ser, también tu mejor amig@, o incluso tu pareja, visto lo visto, igual  hasta es más práctico. ¿Quién no se acuerda de los robots de placer de los que hablaba Asimov? En mi caso, cambiaría a mi ex sin pensármelo dos veces.

Pero también existen ciertas desventajas derivadas de adoptar este tipo de tecnología en nuestra vida diaria.

Puede que al delegar tantas actividades en las máquinas, se nos atrofie el cerebro, de no usarlo, y el cuerpo, como en la película Wall-e, en la que sus personajes humanos eran gordos por la falta de ejercicio.

Con los robots, tampoco nos molestaríamos en aprender nada, ya que no nos haría falta para sobrevivir, ellos lo harían por nosotr@s.

Y aunque en principio el trabajo se nos presenta como una obligación, no lo es tanto cuando te gusta, y según much@s, es además la esencia del ser humano.

Pero lo más peligroso es que aprendan demasiado, que evolucionen hacia el sentimiento y la voluntad, entonces, estaremos perdid@s.