Amueblando nuestro nuevo hogar
22 Agosto, 2016

Amueblando nuestro nuevo hogar

Resulta evidente que una vivienda no es nada sin sus muebles. Si queremos convertir esa vivienda en un hogar, no hay duda de que para que tenga ese cariz son necesarias esa mesa del salón, ese armario en cada habitación, esa pequeña estantería en el cuarto de baño…Carecer de estos elementos no sería muy diferente a poseer un coche sin ruedas.

Hay una ciencia que va más allá. Es el estilismo. Numerosos profesionales se encargan ya no solo de ofrecer los utensilios para amueblar nuestra casa, sino también de analizar cómo encajan esos utensilios con la pintura de las paredes de la misma, con sus características, con sus materiales…Cuestiones que también importan a un importante abanico de personas. Y ojo, muy al contrario de lo que se suele pensar, no solo a las mujeres.

Desde que era un niño me han encantado las labores de bricolaje y la construcción de pequeños muebles de uso doméstico. Era un gran fan de programas como ‘Bricomanía’, gracias a los cuales aprendí muchas de las habilidades que tengo adquiridas. Hace un par de años, cuando mi mujer quedó embarazada de nuestro tercer hijo, empecé a fabricar algunos muebles de madera para nuestro nuevo lugar de residencia, al que nos íbamos a trasladar muy pronto. Como tanto a mi mujer como a mí sí que nos importa ese estilismo del que hablaba antes, tenía en cuenta muchos de los aspectos de la nueva vivienda a la hora de construir esos muebles.

Pero, como es lógico y normal, no podía amueblar toda la casa con objetos realizados única y exclusivamente por mí. Era necesario comprar. Y como hacía bastante tiempo que no comprábamos muebles, no sabíamos cuál era el sitio más fiable y con los mejores precios.

Eso fue hasta que descubrimos www.dismobel.es. En ese portal web pudimos encontrar justo los artículos que andábamos buscando y de manera totalmente cómoda y accesible, gracias a sus diferentes catálogos (por marcas, diseñadores, colecciones y estilos). El precio se ajustaba a lo que esperábamos gastarnos y el montaje de los muebles fue rápido y ocasionándonos muy pocas molestias.

Entre lo que pude fabricar yo mismo y lo que compramos nos quedó una casa muy apañada. Nada desentonaba y todo encajaba dentro del estilo que queríamos para nuestro hogar. Un hogar en el que seguimos siendo felices en la actualidad y que sigue sorprendiendo a muchos de nuestros amigos y familiares. Y es que la decoración y distribución interior de una vivienda es tan importante (o incluso más) que su simple apariencia exterior.

Las ferias del mueble, una oportunidad

En España se celebran varios eventos de este tipo. Muchos comerciantes del sector acuden en busca de nuevas tendencias que ofrecerles a unos clientes que pueden tener gustos muy variados. A este tipo de ferias también es interesante acudir como particular, sin tener relación con el negocio. De esta manera tenemos una oportunidad inmejorable para visualizar diferentes tipos de muebles, con diferentes materiales y a precios muy variados. Acudiendo allí podemos salir con una imagen más global y completa acerca del tipo de utensilios que queremos para nuestra casa.

En nuestro país, las ciudades que celebran este tipo de acontecimientos son Barcelona, Valencia, Zaragoza, Bilbao, Yecla (Murcia) o Reus (Tarragona).