31 enero, 2014

En OkupARTE queremos acercarte a la realización de todo tipo de manualidades para que te diviertas, desarrolles tu creatividad, te relajes, entrenes tu atención y crees objetos para decorar tu casa, regalar o comercializar, en solitario, con niños o en familia. Prepárate para recortar, pegar, coser, bordar, tejer, trenzar, picar, rasgar, pintar, modelar… Realizar trabajos manuales es una actividad agradable, así que pasa y escoge la que más te agrada.

Las manualidades son trabajos realizados a mano con y sin ayuda de herramientas, actividades estéticas y físicas que incluyen muy diversas y variadas actividades, como plegar, trenzar, coser, tejer y bordar, recortar y pegar, picar, etc., utilizando materiales como cartón o papel, telas y un larguísimo etcétera. Son tradicionalmente realizadas por los niños en la escuela (ya que sirven para su desarrollo psicomotriz y para desarrollar la imaginación), pero muy de moda como actividad relajante y gratificante entre la población adulta, ya que permite dar rienda suelta a la creatividad. Pueden dar como resultado objetos decorativos o utensilios prácticos con un toque distintivo y original: collages, bisutería, decoración para eventos (Navidad, cumpleaños…), objetos prácticos… Además, las creaciones pueden servir para hacer regalos originales y personalizados o incluso para venderlos e iniciar un pequeño negocio. La clave está en la originalidad.

Actualmente, debido a la concienciación social sobre el reciclaje de materiales se están retomando y reinventando técnicas, incluso importando prácticas del extranjero, especialmente las orientales. Esto hace que además la actividad manual resulte muy económica, por lo que tomarla como hobby puede ser una alternativa de ocio muy rentable frente a la crisis.

Además, la variedad de actividad y trabajo con materiales permite poder escoger entre gran diversidad de manualidades, ampliando las posibilidades de que encontremos una que nos absorba y a la que nos apetezca dedicar nuestro tiempo y mimo, ya que esta se convierte en una actividad muy personal, en la que volcamos nuestra creatividad y sentimientos.

Trabajo con papel y cartones (papiroflexia, collage, decoraciones, marcapáginas, lámparas, calendarios, tajetas…), tela, fieltro (para coser bolsos, bisutería, decoraciones muñecos, accesorios…), arcilla, plástico, lana (tejer, tricotar…), vidrio, con envases reciclados (cajas para almacenaje, objetos decorativos…), ceras, pinturas, hilos, maderas (perchas, reciclaje de marcos, jardineras, restauración de muebles…), etc. Empieza a reutilizar materiales que tienes en casa, reduce la cantidad de desperdicios y ahorra con tu nueva actividad. La inversión en materiales adicionales, como pegamentos, tijeras, agujas… Será mínima. Aquí te guiaremos paso a paso.

Deja un comentario